Lleno el Auditorio de Ourense

14 / 06 / 2012

"Mi mejor crítico fue un lector de Ourense, un hombre mayor y algo mal encarado que, cuando ya se habían ido todos, se acercó a mí y me dijo: ¡qué difícil debe ser escribir tan sencillo" , recordó ayer Eduardo Galeano. Aquel ourensano anónimo puso el dedo en la llaga de su obsesión como autor pues, "este libro fue escrito once veces de cabo a rabo, por mi guerra permanente contra la inflación de las palabras, mucho más peligrosa que la inflación monetaria".

 

Leer reportaje completo en El Faro de Vigo

Volver